Ermita de San Pedruco

Ermita de San PedrucoLugar de celebración todos los años de una populosa romería, la ermita de San Pedruco es un pequeño edificio de finales del siglo XVII y principios del XVIII. Situada en una amplia campa, el edificio consta de una sola nave y cabecera de planta cuadrada que se cubre con bóveda de crucería sencilla. Al exterior presenta espadaña junto a la puerta de ingreso, resuelta a través de un arco de mediopunto con sillares.

La pequeña ermita de arquitectura popular tiene muros encalados y presenta sillería en esquinales y vanos. En el interior la transición entre nave y capilla mayor se realiza a través de un arco triunfal, cubriéndose la cabecera con una bóveda de crucería que aún conserva restos de la pintura con que se decoraba. La fecha 1670 grabada en una de las ventanas nos remite a la existencia ya en esa época de la ermita, si bien ésta sufrió una reforma entre 1735 y 1738, fecha esta última que se graba en el arco triunfal de la capilla mayor.
En la cabecera existió un retablo fechado en la segunda mitad del siglo XVIII, y hoy desaparecido, con las imágenes de San Pedruco, San Roque y San Sebastián.