Iglesia de San Martín

Iglesia de San Martín

Desde su posición, este templo domina toda la localidad de Hermosa. La iglesia, de una nave con capillas entre contrafuertes, es una obra del siglo XVII. Una de las capillas está dedicada a la Virgen del Carmen y el templo presenta una cúpula y linterna como cubrición, sacristía adosada a la cabecera, pórtico del siglo XIX y espadaña clasicista.

El templo es de una sola nave cubierta por bóvedas de crucería, coro y espadaña clasicista, sacristía y pórtico adosados al lado de la epístola y capilla en la nave del Evangelio. Junto a la espadaña hay un reloj de sol. El pórtico, concluido en 1821, presenta una portada clasicista con arco de medio punto donde aparece la fecha 1599. El cuerpo de nave data de la primera mitad del siglo XVII, destacando otra etapa constructiva a mediados del siglo XIX bajo el patrocinio de la familia Torriente, que levantó una capilla funeraria bajo la advocación del Carmen además de financiar la obra de la sacristía, la compra de ornamentos y el dorado y jaspeado de los tres retablos que tenía la iglesia. Una inscripción en una ventana de la sacristía queda como constancia de las donaciones de tan insignes vecinos. Destaca asimismo en el interior del templo una talla de Santa Lucía.
El maestro cantero al que se deben las trazas originales para la obra de la iglesia es Francisco de Hermosa, miembro de una dinastía de canteros significativa. El retablo mayor, desaparecido, fue realizado por el ensamblador Francisco de la Torre a finales del siglo XVII.