Iglesia de Santa Catalina

Iglesia de Santa Catalina

Construida en el siglo XVII, en su origen bien pudiera tratarse de un establecimiento monacal medieval dominico dedicado a San Victor, tal y como se menciona en diferentes referencias históricas. En 1894 experimenta una profunda restauración costeada por el gobierno a instancias del Conde de Torreanaz.

La Iglesia de Santa Catalina es un templo de una sola nave con espadaña a los pies y cabecera cubierta con bóveda de aristas.  Completa el conjunto un pórtico con cuatro columnas en el cual se localiza la portada de acceso a la iglesia. El vano, adintelado, aparece flanqueado por dos pilastras sobre las que corre un friso casetonado. Durante la segunda mitad del siglo XIX la iglesia sufre una amplia reforma que cuenta con el respaldo del Conde de Torreánaz. De ello es reflejo la placa colocada en el pórtico con las palabras: ‘A LA EXMA. SRA. D. TRINIDAD GARCIA SANCHO CONDESA VDA DE TORREANAZ. INSIGNE BIENHECHORA DE ESTA IGLESIA: EL PUEBLO DE SAN VITORES EN TESTIMONIO DE GRATITUD’.
Existen referencias históricas sobre un monasterio dominico en Cudeyo dedicado a San Víctor. Puede que se trate del antecedente medieval de la parroquia de Santa Catalina.