Peña Cabarga

En la zona marítima que baña el Océano hay un altísimo monte que, parece increíble, todo él es de metal.Plinio el Viejo
Monumento a los indianos e instalaciones de la cámara oscura.

Monumento a los indianos

Así describía el geógrafo romano Plinio el Viejo en el siglo I a esta imponente montaña. Y es que esta sierra montañosa ha tenido desde de la Edad del Bronce hasta época reciente numerosas minas  de mineral de hierro que han dejado huella en su paisaje. Cada rincón nos sorprende con los restos de antiguas explotaciones mineras y el color rojizo del óxido férrico de su suelo está presente a cada paso.

Pero por si algo destaca el Macizo de Peña Cabarga es por su indudable valor paisajístico. Declarado Punto de Interés Geológico, el macizo es un libro abierto sobre la geomorfología kárstica, donde el visitante puede ver y distinguir las diferentes formaciones típicas de los relieves sobre roca caliza, destacando los denominados karst de torres, pináculos calcáreos con formas cónicas, y la depresión de Las Teresonas, un fértil poljé.

El visitante puede adentrarse en esta sierra a través de sus numerosas sendas y caminos, alcanzando el mirador del Pico Llen, a 569 metros, donde en días despejados podrá disfrutar de unas magníficas panorámicas de gran parte de Cantabria, o acceder a una cámara oscura gigante que aprovecha su privilegiada situación para mostrar una espectacular representación diáfana de la realidad.

El Castro de Castilnegro

Castilnegro

Pico de Castilnegro

Descubierto en 1997 por E. Peralta y F. Fernández, el castro de Castilnegro fue un asentamiento amurallado perteneciente a la Edad del Hierro de seis hectáreas de extensión situado en una cima de 457 metros en el sector central de la Peña Cabarga. La posición estratégica de la fortificación revela la importancia histórica y cultural de este macizo y de sus minas de hierro.

Las minas de Peña Cabarga

Antiguo ferrocarril minero

Antiguo ferrocarril minero

Las minas de hierro de Peña Cabarga fueron explotadas desde época romana hasta el año 1988. Es a finales del siglo XIX cuando se inicia en Peña Cabarga el periodo más importante con multitud de explotaciones a cielo abierto. Este rico patrimonio puede ser observado por cualquier senderista que recorra el macizo a lo largo de la red de rutas señalizadas. Un patrimonio a veces desconocido pero que ha dejado un paisaje histórico muy singular.

El embalse de Heras

Embalse de Heras

Embalse de Heras

El embalse de Heras es la lámina de agua más importante de Medio Cudeyo. Situado en el río Cubón, al pie del Macizo de Peña Cabarga, este hermoso lago artificial fue construido en 1902 para abastecer de agua a los lavaderos de mineral de hierro de las minas que se asentaban en Peña Cabarga. Hoy en día conserva un alto valor medioambiental por su diversidad, conservación y calidad del paisaje.

La ría de San Salvador o de Tijero

Ría de Tijero

Primavera en la ría de Tijero

Próximo al macizo de Peña Cabarga se encuentra este espacio de marisma y marjal de gran importancia por su biodiversidad. Este ecosistema de aguas lacustres alberga una importante avifauna, siendo ideal para la observación y la fotografía en esta importante ría sobre la que se organizó en tiempos pasados un complejo sistema de explotación minera y transporte y lavado del material.