Villa Arras

Villa Arras

Villa Arras

En una cuidada finca de gran interés botánico se encuentra una casa el siglo XIX de tres pisos con miradores de madera, donde destacan los elementos decorativos simétricos que recorren todas sus fachadas. Su planta cuadrada se estructura en dos alturas y bajo cubierta, con accesos laterales a través de escalinatas. Dispone de miradores y balcones distribuidos de modo simétrico, así como aleros y entramados de madera. Está incluido dentro del Inventario de Patrimonio Cultural de Cantabria.

La finca cuenta con buenos ejemplares de árboles de gran porte. Se observa un enorme tilo (3,30 metros de perímetro), un tejo de Irlanda, magnolios, una criptomeria del Japón. Al sur de la casa nos encontramos con varios laureles y cipreses. Detrás existen un gran tulipífero de 2,80m de circunferencia y varios fresnos. En la fachada norte se encuentra un aligustre del Japón y varios olmos. En el resto de la finca hay buenos ejemplares de cajigas, encinas, laures y fresnos. En cuanto a la casa, de tres pisos y semisótano, destacan en ella los balcones y miradores de madera de sus fachadas, así como los porches existentes en dos de ellas. Los vanos, que se distribuyen de un modo simétrico a lo largo del muro, presentan marcos con molduras, distinguiéndose asimismo los distintos pisos por medio de impostas que recorren las fachadas. Los esquinales presentan decoración de pequeños azulejos pintados, salvo en los pisos primero y semisótano en que se emplea en ellos la piedra. Los vanos del semisótano aparecen enmarcados por sillería. Es un edificio de principios del siglo XX y se encuentra incluido, junto con la finca, en el Inventario del Patrimonio Cultural de Cantabria desde el año 2001.